Decoración

Colgar cuadros sin clavos

Cuadros

Utilizar un martillo con clavos para instalar los cuadros del hogar puede ser un problema para muchos, ya que pueden pasar dos cosas; dañarse las manos o crear feos agujeros por no saber clavar. Esto sin contar a todos aquellos que simplemente les molesta la idea de colocar un clavo y que luego, cuando quiera retirarse el cuadro, quede allí la marca. La buena noticia es que existen diferentes maneras de colgar cuadros sin clavos de forma bastante fácil, sencilla y rápida.

Cintas y colgadores

Cinta adhesiva ultra fuerte de doble cara: esta alternativa cada vez tiene más seguidores. Se trata de una cinta adhesiva que adhiere por las dos caras que sirve para la mayoría de las superficies. Como ventaja, se encuentra que solo debe pegarse directamente en la pared, ya que es adherente por ambas caras. De esta manera, solo se debe sacar del envoltorio, pegar en la pared y luego pegar el cuadro en ella, pues es seguro que se quedará pegado a la superficie fácilmente.

Tiras de velcro: muy útil para colgar cuadros sin clavos, esta sirve para aquellos más livianos. Uno de sus grandes beneficios es que, cuando se quiera cambiar la posición de un cuadro, no llevará mucho trabajo quitarlo de la pared para luego colocarlo en otro lugar. Además, resalta que el velcro no deja ningún rastro cuando se coloca en cualquier tipo de pared, lo que se convierte en una alternativa muy higiénica y limpia.

Colgadores cuelga fácil: aunque represente una manera de colgar cuadros sin clavos, estos de todos modos necesitan que se haga un pequeño hoyo en la pared, aunque casi irreconocible (pero existente al fin y al cabo). Después de realizada esta tarea se pueden colgar cuadros de gran tamaño y peso, pues los cuelga fácil se encuentran entre las opciones más resistentes disponibles en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *