Arquitectura, Diseño

Las piscinas en la actualidad

Piscina

En España tenemos sobre un millón de piscinas y se cree que sobre un 7% van a necesitar reformas en los próximos 5 años. Esto es una oportunidad de negocio ya que las empresas de construcción de piscinas vieron reducida su capacidad de trabajo durante los años de la crisis. El mercado actual está dando paso a la renovación de las piscinas. La edad media de las piscinas es de unos 18 años junto con un bajo nivel de equipamiento al final, tan solo un 25% han recibido algún tipo de reforma.

El sector está convencido de que la mejora del equipamiento junto con la automatización y la domótica serán las claves del mantenimiento del futuro. Actualmente la mayor parte del mantenimiento lo realizan los dueños pero las reparaciones deben hacerlo profesionales y en algunos casos requieren inversiones fuertes.

Aunque el sector se haya reorientado actualmente, no hay que dejar de lado las piscinas nuevas, donde todo el mundo busca crear espacios que generen bienestar. La piscina de hormigón sigue siendo la más utilizada y la hegemónica ya que es la que más dura, resiste y se abre a todos los diseños posibles. Estas piscinas están sobre el 90% del mercado actual.

Poco profundas y de carácter lúdico

Las piscinas de las casas particulares se construyen poco profundas y de carácter recreativo. Se hacen de tan solo 1,40 o 1,50 metros de profundidad porque así consumen menos agua y la gente puede disfrutar de ellas de formas más entretenidas que el hacer deporte. Una forma de diseñar la piscina es integrarla con la casa. Así, si la casa es de forma rectangular, la piscina también debería serlo.

El gresite de piscinas como el de gresitepiscinas.com copa el 80% del mercado. Su nula absorción de agua convierte al gresite en el mejor producto del mercado a la hora de revestir una piscina. Los colores ya son a gusto del consumidor, se puede utilizar el clásico gresite azul o bien buscar gresites blancos, verdes o grises, hay un gran número de colores a elegir.

Existe una tendencia que es usar el material que se utiliza alrededor de la piscina ya sea piedra, porcelánico o incluso madera. Pero esto aunque sea estéticamente apetecible, no es lo más recomendable por la durabilidad y la poca practicidad que tiene.

Los costes de una piscina de hormigón gunitado dependerá del constructor así como el equipamiento empleado y los accesorios. Una piscina de tres por seis metros puede estar por 20.000 euros. Las puedes encontrar más baratas pero también más caras. Si se quiere una bomba de calor, encarecerá el precio de la piscina así como un cobertor u otros tipos de complementos.

Si no se utiliza el hormigón, otra idea son las piscinas de acero inoxidable. Estas deben ser de una calidad alta, ya que si no es así, acabarán desestabilizándose y podemos tener graves problemas. Las piscinas de arena se han puesto de moda e incluyen arena natural de playa. También existen las piscinas de cauce de río con piedras naturales y palmetas. El coste de estas piscinas es más elevado pero no resultan inaccesibles.

Estéticamente las piscinas más atractivas son las desbordantes o también llamadas infinitas. Su agua rebosa y tienen una imagen de continuidad. Necesitan más espacio y resultan más caras. Son realmente recomendables si la vista que tienen es idílica, como el mar o una montaña.

Si la economía no es boyante, las piscinas prefabricadas de poliéster son otra opción. Se instalan fácilmente pero el precio empieza en 9.000 euros a lo que hay que sumar la excavación o el acabado, por lo que no son mucho más baratas que las de hormigón normal.

Otras más económicas son las de superficie que no necesitan excavación. Estas piscins se sujetan a la superficie y no hay que hacer obras. Pueden ser de diversas formas como ovaladas, redondas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *